Rebote, errores en la dieta 12

¿Ya te cansaste de estar a dieta y sufrir del rebote? revisemos qué cosas puedes estar haciendo bien, y qué otras no tanto.

El rebote es, recuperar el peso perdido en los siguientes 12 meses.
El rebote, recuperar el peso que habías logrado perder

La Dra María José Aguilar Cordero (et ál), en el estudio “Efecto rebote de los programas de intervención para reducir el sobrepeso y la obesidad de niños y adolescentes; revisión sistemática” nos ayuda a definir “rebote” como  “efecto rebote cuando el niño recupera su peso de inicio al año de acabar la intervención.”

¿Cómo evitar el rebote (subir de peso) luego de una dieta?

Si consideramos que “el sobrepeso y la obesidad son el resultado de una compleja interacción entre factores genéticos y ambientales que comienza en la etapa prenatal” acusa el mismo estudio.

E igualmente indica “Los mecanismos causantes de la creciente prevalencia de la obesidad infantil no se entienden completamente, pero los cambios en el estilo de vida asociados con un mayor consumo de calorías y el menor gasto energético tienen posiblemente papeles críticos”

Entonces.. aparentemente el entorno familiar, es un detonador de la obesidad y al seguir en un mismo entorno … ¿volvemos a ser gordos?

¿El ejercicio?

Siguiendo con lo dicho en el estudio, acusa: “La literatura especializada le confiere a los ejercicios aeróbicos gran importancia, pues son los mejores para promover el gasto calórico y la forma física; sin embargo, las evidencias de adhesión a medio y largo plazo para este tipo de programas continúa siendo insuficiente.”

Traducción: Las personas que hacen dieta y comienzan una rutina de ejercicio, pronto abandonan ambas.

¿Cuándo comenzar?

El estudio de la Dra. Cordero dice: “Los niños con lactancia natural presentan un menor grado de adiposidad abdominal y, por ello, menor circunferencia de la cintura. Del mismo modo, se ha relacionado la lactancia materna exclusiva con un ritmo más lento del aumento de peso, del orden del 20%, en comparación con la alimentación a base de fórmula”

Desde lactante?!?!? Sí, pero, seamos honestos, si la dieta la abandonamos, el ejercicio lo abandonamos, entonces hay una única explicación al rebote, el problema está en: NOSOTROS

¿Duele? ¿Ya lo sospechabas? ¿No te importa?

En realidad el rebote es el mejor indicio de que no haz cambiado los hábitos que te hacen engordar. Y no creo que se requiera un estudio que nos lo diga… si no cambiamos nuestros hábitos alimenticios y dejamos el ejercicio, es en realidad, “no queremos cambiar!”.

Pero… si por un momento, sentiste el beneficio de ser un poco más ligero, un poco más fuerte, un poco más ágil, un poco más rápido, incluso seamos honest@s, un poco más atractivos… entonces:

¡Vale la pena cambiar!

Ya hemos dado un sin fin de razones para hacer un pequeño esfuerzo todos los días, ya hemos hablado de los beneficios en la salud, el aspecto, el ánimo… pero al menos un 80% de el éxito depende de ti.

Hay un sin fin de factores que pueden ayudarte a dar esos cinco minutos que van a cambiar tu vida, primeramente,

  • Tú.
  • Enseguida, ¡las personas que te aman! Tus padres, tu pareja, tus hijos, tus primos, tíos, amigos… etc.
  • También están ¡las personas que dependen de ti! Y no solo tus hijos o padres, también tus empleados, el Sr. que al que le compras todos los días un café, el periódico, etc.

Y quizá sea algo “retorcido”, pero… también puedes pensar en todas esas personas que quieren verte fracasar. No te gustaría mostrarles que SI PUEDES!!??

Mi experiencia

Lo admito, 40 años tuvieron que pasar antes de encontrar el modo de controlar la cintura sin el consabido rebote. 

¿Qué pasó? ya lo he expuesto en otros post, pero en general digamos que aprendí cuáles eran mis errores, tanto en mis hábitos alimenticios, como en la falta de ejercicio.

Y no, no soy un atleta, tampoco tengo cuerpo de modelo, pero mi aspecto y salud son mucho mejor gracias a pequeños esfuerzos (como caminar al trabajo), pequeños sacrificios (¡un solo tamal por favor!) y el amor de mi pareja, familia, amigos y compañeros.

Deja un comentario