¿Obeso por una lata de refresco?

Una lata de refresco aumenta un 60% tu riesgo de sufrir obesidad.

¿Es esto cierto? ¿Seremos obesos con solo tomar una lata de refresco al día? Veamos primero los datos que hemos localizado de una fuente confiable, PROFECO:

Acorde con la PROFECO, una lata de refresco tiene:

«21 gramos por porción de 200 mililitros. Toda la lata contiene 37 gramos, equivalente a 7.4 cucharadas cafeteras* de azúcar, lo cual cubre de 106% a 148% del requerimiento para todo el día de un adulto. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, la cantidad de azúcar máximo tolerada para un adulto es de 5 a 7 cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

Si un niño se toma una lata de éstas consume del 185% a 247% de lo que debe consumir en todo el día, ya que un niño no debe consumir más de 3 a 4 cucharadas cafeteras de azúcar diarias, de acuerdo a la Asociación Americana del Corazón.»

Fuente: https://elpoderdelconsumidor.org/2011/10/radiografia-de-coca-cola-355-ml-1-lata/
Obeso por una lata de refresco
Obeso por una lata de refresco

Y… bueno, entonces queda claro que una sola lata de refresco aporta mucha más azúcar de la que requerimos normalmente. Pero…

¿En cuanta grasa se convertirá?

Si revisamos nuestra publicación al respecto (mismo que puedes ver aquí). Sabemos que cada cada gramo de azúcar se convertirá luego de un año en 0.5137g de grasa.

La lata tiene 37, así que si acumulamos esos gramos tomando una sola lata de refresco por día, al final del año tendremos:

37 gramos de azúcar x 365 días = 13505 gramos de más al año
13505 gramos de azúcar x 0.5137 = 6937.5185 gramos de grasa
6937.5185 gramos de grasa = 6.94 kg de grasa por año!

7 kilos por lata de refresco al año

Pues sí, si consideramos que cada lata en realidad tiene azúcar de sobra, podemos asumir que en realidad NO deberíamos tomar refresco alguno.

Suponiendo que eres una mujer que mide 1.6m de altura, y originalmente tienes un peso «saludable» de 55kg. Al año, al sumar esos 7kg de grasa se convierten en 62 kg, es decir, esta a solo 2kg de tocar el límite entre el peso «normal» y el sobrepeso.

Al año siguiente, llegaremos a 69 kg. es decir a solo 1 kg de llegar al límite de la obesidad grado uno. Y esto, tristemente confirma que sí, sí podemos ser obesos con una lata de refresco al dia.

Si dejamos pasar un año más, ahora estaremos en 76, a 1kg de pasar a obesidad grado dos.

Al tercer año, estaremos estrenando 83 kg.

¿Cómo evitarlo?

¿Una lata de refresco nos puede volver obesos? haciendo el razonamiento contrario, implicaría que dejar de tomar ese refresco nos haría adelgazar 7 kilos por año, ¿verdad?

Es un razonamiento que tristemente se confunde. Pues es como pensar que si ahorro 1 peso diario por un año tendrá los mismos resultados que gastar ese mismo peso.

En realidad lo que el estudio del que sacamos el título de esta publicación,recomienda es que si queremos evitar uno de los muchos malos hábitos que nos hacen acumular más y más grasa, día a día. Es evitar los alimentos adicionados con azúcar.

Aquí les dejamos el documental donde se cita el estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Así que… nuevamente todo nos lleva a una triada de ambitos que debemos cuidar todos los días de nuestra vida para tener una buena salud y evitar caer en el sobrepeso:

  1. Cuidar nuestra alimentación, sí, eso de comer sanamente es INEVITABLE, pero no quiere decir que dejemos de comer las cosas que más nos gustan, simplemente tenemos que saber cuánto y que tan frecuentemente es saludable comer pizza, hamburguesas, refresco, etc.
  2. Hacer ejercicio al menos 30 minutos 3 veces por semana, o realizar al menos 30 minutos de actividad física todos los días. El ejercicio debe ser parte de nuestra vida, tan indispensable como comer.
  3. Reforzar nuestra psique para salir adelante ante entornos no favorables y prepararnos para crear y vivir nuestra nueva realidad!

Recuerda lo que decía Sátiras de Juvenal :

Orandum est ut sit mens sāna in corpore sānō
(Se debe orar que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano.)

Deja un comentario