¿Qué es la obesidad?

Tomemos unos minutos para definir la obesidad

Pues sí, la verdad es que todos tenemos una idea general sobre qué es la obesidad, pero algunas definiciones médicas y/o científicas llegan a ser confusas.

Veamos algunas:

«El contenido de grasa del organismo refleja el equilibrio entre la ingesta de energía y el gasto energético«.  Gambert, S. y Ricquier, D. (2007).

«La obesidad es una situación de exceso de la masa corporal de tejido adiposo… y aunque se considera equivalente a un aumento del peso corporal… esto no es necesariamente así, pues individuos muy musculados pueden exceder su peso teórico en términos numéricos sin incremento real en adiposidad«. Flier, J.F., Maratos-Flier, E. 2008

«Se suele basar en mediciones antropométricas, que muestran buena correlación con el porcentaje de masa grasa. La más habitual es el llamado índice de masa corporal (IMC) que se calcula como el peso en kg dividido por la talla al cuadrado en m. En adultos, un IMC 25-29,9 kg/m2 corresponde a sobrepeso, y un IMC ≥ 30 kg/m2 se define como obesidad. Se considera exceso de peso a cualquier valor de IMC superior a 25 kg/m2. Otro indicador antropométrico muy utilizado es la circunferencia de la cintura (CC). Refleja principalmente la cantidad de grasa abdominal (subcutánea y perivisceral). En adultos, una CC > 102 cm en hombres y > 88 cm en mujeres se considera obesidad abdominal.» Juan Luis Gutiérrez-Fisac, Fernando Rodríguez-Artalejo

Y para los #panditas? Recuerda que para ellos se usa algo llamado «percentil»

¿Cómo se adquiere esta obesidad?

Regresemos a la primera, y la más sencilla: la grasa es el residuo de lo que ingerimos Vs. lo que gastamos. Y dicho en palabras llanas «La obesidad es el exceso de grasa acumulada en el cuerpo cuando el aporte energético de la alimentación (dieta diaria) rebasa los requerimientos energéticos del individuo».

Así que lo crean o no, llegamos al santo grial del control de la obesidad: primer paso para controlar la cintura, controlar la ingesta de energía, segundo paso controlar la actividad diaria.

¿Así de simple? sí, Sí, SÍ

un balance adecuado entre lo que comes y las actividades que realizas
Para evitar la obesidad, debes tener un balance adecuado entre lo que comes y las actividades que realizas

Algún nutriólogo ya debe estar dando de gritos y sombrerazos al leer esto, pero por que sabe bien que «comer menos» no es lo mismo que «comer bien«. Igualmente, un entrenador físico sabe perfectamente que no es lo mismo desarrollar «un plan de ejercicio» que aumentar la actividad diaria con alguna rutina de youtube.

En todos los casos, si nuestro #pandita comienza con «baby steps» saliendo a caminar 5 minutos y cambiar su soda por jugo, ya es un inicio positivo.

Mi experiencia:

De verdad parece increíble, pero si bien todos los doctores saben qué es la obesidad, no les queda del todo claro cómo se genera y menos aún cómo controlarla.

Cuando mis padres quisieron tomar cartas en el asunto de mi sobre peso comenzaron por restringirme la cena, lo que generaba que pasara una noche con dolor de barriga y hasta de cabeza. Así que amanecía como si hubiere estado enfermo (y lo estaba!!)

Posteriormente me intentaron meter a actividades como futbol… menudo asunto! a la fecha es un castigo incluso verlo!

Karate, Taekwondo… me lastimé una mano y me dejaron un ojo morado.

Natación… era complicado encontrar un lugar con alberca.

Finalmente, 45 años y gracias a la aparatología y tratamietos con ozono de Clinique d’Ozono, logré disminuir mi sobrepeso, meter en cintura la cintura y comenzar a hacer ejercicio

 

Deja un comentario