Elevando el nivel de exigencia, acondicionamiento físico 7a parte

Mayor exigencia, mejor acondicionamiento

Un truco muy simple para hacer que los músculos «despierten» es elevar la exigencia, para ello debemos evitar la rutina, y no nos referimos a evitar hacer la rutina de ejercicios, nos referimos a que los ejercicios NO se hagan rutinarios.

Obtendremos una doble ventaja, nuestro #pandita se divertirá, pasará tiempo con nosotros y todos tendremos una mejor salud.

Si tienen un balón, una patineta, patines o una sección de piso que sea muy resbaloso, nos va a ayudar a dar ese plus que estamos buscando.

Nuevamente usaremos las sentadillas como primer ejemplo, y de ahí ustedes podrán derivar el o los ejercicios que más les gusten.

Algunas opciones

Sencillo:
Sujeta la pelota, con las dos manos, estira alternadamente al frente, arriba y atrás cada que hagas una sentadilla.
Sujeta la pelota con las rodillas, y realiza la sentadilla.

Menos sencillo:
Sujeta la pelota, con una sola de las manos, estira alternadamente al frente, arriba y atrás cada que hagas una sentadilla e intercambia de mano la pelota.

Complicado:
Sujeta la pelota con la punta de un pie (como cuando quieres evitar que ruede y se aleje de ti) y haz las sentadillas. Quizá solo puedas flexionar un poco las rodillas, pero inmediatamente sentirás que se involucran más músculos en el ejercicio.

Un poco más

Aumentemos la exigencia del ejercicio, si no tienes un balón, pero sí tienes una patineta, intenta hacer la sentadilla con un pié en el suelo y el otro sobre la patineta.

En el caso de las planchas (lagartijas), intenta colocar el balón primero a modo de pivote en los pies, de modo que los pies queden apoyados sobre el balón y NO sobre el suelo. Luego, en una de las manos y finalmente, sujeta el balón con ambas manos.

Si no tienes un balón, pero si una patineta, patín o piso resbaloso, busca primero que quede en una posición que te resulte sencillo el ejercicio, luego, cuando ya lo tengas «dominado», gira la patineta o patín para que sea más difícil guardar el equilibrio. Si es un piso, usa una franela para que resbales libremente.

Si estás haciendo fondos, coloca la pelota como apoyo de los pies, y deslízate mientras bajas o subes.

Una de las grandes ventajas de ejercitar el abdomen, es el aumento energía para realizar cualquier actividad, incluso, a pocas semanas de hacer estos ejercicios, se siente un bienestar general que nos hace pararnos mejor, vernos más altos y porqué no decirlo, más atractivos.

Extra a todos los ejercicios que ya conocemos para el abdomen y espalda, les vamos a recomendar hacer ejercicios «cruzados» que son para los oblicuos del abdomen. Estos son los más descuidados, pero los más importantes para adelgazar la cintura y tener un aspecto más delgado.

Mi experiencia

Los #panditas, son niños muy listos, desafortunádamente usan esa inteligencia para evitar hacer ejercicio, la razón en general es que no es divertido, es cansado y lo consideran inútil, así que el verdadero reto es, motivarlos, crear ejercicios que puedan ser divertidos, que puedan hacer junto contigo (el tiempo junto con tus hijos, es el regalo más valioso que puedes darles!),

Hacer ejercicio en familia DEBE ser una actividad a la que le dediquen más tiempo que a la TV. Cada minuto que le dediques junto con tus hijos haciendo ejercicio, es un minuto más de vida saludable, te imaginas un mejor regalo para ellos?

Deja un comentario