¿Flacos tragones y gordos muertos de hambre?

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Tu #pandita está gord@ porque no se activa o no se activa porque está gord@? (también se vale leerlo en primera persona!! ¿Estoy gord@ porque no me activo o no me activo porque estoy gord@?)

Supongamos que ya no tienes 3 años, siempre fuiste gordo y no te gusta realizar actividades físicas, o quizá recientemente engordaste y ahora te cuesta trabajo -flojera- incluso pararte para servirte un vaso para beber.

Estas gordo (bueno… eres un #pandita), pero si haz comenzado con los primeros post para cambiar tus hábitos de ejercicio, ¡ya te estás activando! ¡Y sabes que de verdad cuesta mucho trabajo acumular la fuerza de voluntad necesaria para hacer ejercicio!

En cualquiera de los casos anteriores, el asunto es “sencillo”. El equilibrio entre el peso que el cuerpo tiene que cargar y la cantidad de músculo que tiene para levantarse (recuerdan las ligas de este post), se está inclinando hacia el lado “gordo – pasivo” o si prefieren “pasivo – gordo”.

¿Qué hacer?

Del mismo modo en que ese #pandita “siempre fue gord@”, con dejar de cometer esos pequeños “pecados” y comenzar a realizar pequeños “esfuerzos”, podemos cambiar al lado “activo – musculoso” o si prefieren al “musculoso – activo”, tal como siempre lo ha hecho la persona que es delgada.

A mayor cantidad de músculo, más fácil es quemar la grasa y hay más “resortes” para movernos, que grasa “carga” que mover.

Las personas son delgadas por que se mantienen activas la mayor parte del tiempo, con ello conservan una masa muscular mayor a la cantidad de grasa que acumulan. Por el otro extremo, las personas que son gordas, no logran tener la cantidad suficiente de músculo y de actividad que consuma la grasa que logran acumular.

Si, ese es el famoso balance entre el Gym y el Ñam.

Me declaro pecador!! Bueno, pero que ya solo los sábados y domingos.

Sobre el ñam (la comida) ya lo tratamos ampliamente en posts anteriores a partir de los siguientes comenzaremos a hablar del Gym 😀 Sobre todo, para aquellos que solo han pasado por afuera…

Mi experiencia:
Comenzar a hacer ejercicio cuando tienes sobrepeso, es una verdadera tortura. Lo que afortunadamente descubrí es que hay terapias que disminuyen la cantidad de grasa en el cuerpo que te hacen bajar de talla y con ello, bajar de peso. Pregunten por las terapias llamadas mesoterapia y/o cavitación.

Deja un comentario