Ese eterno culpable, el metabolismo.

Nuevamente, otra pregunta del millón de dolares: ¿Existe el «metabolismo lento»?

Si nuestro #pandita no sufre de problemas en la tiroides, vesícula, hígado, síndrome de Pdader-Willi, etc. Su metabolismo (TMB) opera de modo idéntico al de cualquier otro niño, y si estás leyendo esto, pensando en ti (adulto), entonces deja ponerte en claro que tu metabolismo (Tasa Metabólica Basal o estandard) es idéntico al de cualquier atleta, ama de casa o estudiante.

PERO ¿¡por qué existen los flacos pata hueca!? esas personas que son delgadas y comen muchisimo.

¿Existe algo que nos ayude a el metabolismo? No, pero… ¿Existe algo que nos ayude a consumir más calorías de forma «natural»?

¡Fanfarrias por favor!

.

.

¡Sí!

Se llama…

.

.

.

¡EJERCICIO!
Cualquier alimento, medicamento, sauna, etc. Que pretenda acelerar nuestro metabolismo tendrá éxito durante unos cuantos minutos. Comer picante eleva nuestro ritmo cardíaco, respiración y hasta nos hace sudar. ¿Esto quiere decir que aumentó nuestro metabolismo, o mejor dicho, nuestro requerimiento energético? Sí, pero solo durante un par de minutos o segundos. Y quizá el agua dulce, refresco o alimento que ingerimos para quitarnos lo enchilados aportó más calorías que las que se quemaron.

¿Cómo hacer que nuestro requerimiento energético sea mayor, es decir que seamos capaces de quemar más calorías haciendo las mismas actividades?

Entendamos primero qué es la tasa metabólica: es la suma de energía mínima requerida por nuestro organismo para mantenerse vivo. Y este es ese famoso metabolismo en el que TODOS somos idénticos, pues se mide cuando estamos «en reposo». Así que para respirar y hacer latir nuestro corazón, no existe una diferencia tangible entre gordos, flacos, altos, chaparros, musculosos o ñangos. TODOS tenemos una misma tasa metabólica.

Pero, ¿qué pasa cuando tenemos una actividad? (que no sea dormir o descansar), nuestro organismo requiere más energía, es decir, aumenta su metabolismo. Pero… ¿quién requiere esta energía? La respuesta es: TODAS las células de nuestro cuerpo

¿Y todas las células consumen la misma cantidad de energía?

Bienvenidos al Santo Grial del mito del «metabolismo lento» y el «metabolismo acelerado». NO, las células de grasa consumen una cantidad ínfima de energía comparada con las células del corazón, el cerebro o cualquier otro tejido.

¿Quieres que aumente tu consumo de calorías aun estando sentado en la oficina? Aumenta tu masa muscular y procura eliminar el tejido graso, es decir: haz ejercicio.

Tu metabolismo NO tiene la culpa de que tengas sobre peso, es tu sobre peso y la falta de masa muscular lo que te impide quemar las calorías que ingieres.

Si quieres cambiar esto, mantente atento a nuestras publicaciones futuras que titularemos «Pandates, ejercicio para los que no nos gusta el ejercicio»

Mi experiencia:

Aclaro que esto lo escribo luego de pasar de talla 40 (pulgadas de cintura) a talla 34, y haber perdido 15 kilos (mayormente de grasa). Actualmente peso poco más de 80 kilos, pero, luego de ser gordo, gordito, llenito, pasadito, robusto y un largo etcetera de adjetivos que quieren decir: sobrepeso. Ya logro entender esta dinámica de la grasa, musculo, peso. Así que, les puedo AFIRMAR que para bajar de peso, primero tendremos que subir (al ganar músculo) y posteriormente, ya equipados con algo de músculo, las dietas y el ejercicio (que conservarán o desarrollarán más músculo) será más sencillo eliminar esa grasa de la cintura, cachetes, espalda, etc.

Deja un comentario