¡En sus marcas! Establezcamos un punto de partida

Retomemos el tema, queremos ver a nuestros #panditas más saludables (ser menos gordos), pero NO les gusta hacer ejercicio (y muy probablemente a ti tampoco). Bueno, como dicen los cómicos te tenemos una buena y una mala noticia. La buena, no es necesario que te mates en el gimnasio para conciliarte con el cinturón, pero la mala, el ejercicio lo puedes hacer en todos lados!! (bueno, eran dos buenas)
Asumiendo que nuestro #pandita NO es atletas, y que nuestro objetivo es simplemente «mejorar su salud», nuestra primer meta es simple: aumentar la masa muscular.
¿Por qué?
¿Qué tan importante es hacer músculo para poder controlar nuestro peso?
Vean la imagen que muestra los músculos y la grasa de una persona, ahora imaginemos que para poder «quitar» la grasa, los músculos actúan como un cincel.

Todos los días nuestros músculos usan grasa para poder realizar sus actividades, bueno, mayormente es glucosa y oxígeno, pero la glucosa se obtiene de los alimentos y/o de la grasa acumulada, mientras que el oxígeno de la respiración.
Recordarás (y ahora podrás explicarte) que por un extremo hay «flacas pata hueca» y por el otro personas que solo de ver/oler la comida engordan. No hay tal cosa como «metabolismo lento«, a menos claro que la persona esté enferma (por ejemplo hiper o hipotiroidismo).
Así que… Repito, nuestro objetivo: Mejorar nuestra salud, aumentando la masa muscular, sí de nuestro #pandita y la nuestra!!!

NOTA: a partir de este punto, hablaré para las personas en general, no específicamente para nuestros #panditas
Para ello, seamos claros, lo primero que hay que hacer, es aceptar que no estamos en un punto «satisfactorio» (por no decir «poco saludable»), pero si no sabemos cuál es el punto de partida, no sabremos cuánto nos falta para llegar al punto final, sea que queremos estar como modelo de revista o simplemente con 2 tallas menos o 15 kilos menos, etc. No hay manera de controlar lo que no podemos medir. Así que, toma una cinta métrica, pide una buena báscula (las mejores son las que se tienen en los consultorios médicos) y descubramos cuál es esa «Marca» de partida. Si estamos buscando ayudar a nuestro pandita, busca el percentil que le corresponde! Y anótalo!! Ese va a ser el punto de partida de tu #Pandita.

Si eres una persona adulta, entonces te recomendamos imprimir la imagen siguiente, puedes buscarla en internet con las palabras clave: body measurements, dar clic en la imagen e imprimirla para llenar los datos.


¿Requerimos TODAS las medidas? La verdad es que no, pero siempre es bueno agregar a las medidas que quieres controlar (supongamos las chaparreras) y siempre te vamos a recomendar que sí incluyas en estas medidas la cintura (sin importar el sexo) y esas partes del cuerpo que siempre nos suben o bajan rápidamente por ejemplo, el busto (pectorales en los varones), glúteos, vientre. Es decir, aun asumiendo que eres una mujer adulta y solo quieres moldear las piernas (chaparreras, pistoleras, cachas o como les llames) es importante que lleves control de la cintura.

Ahora, este es nuestra «Marca» de partida, las medidas que anotamos incluidas la altura y el peso.

Si eres una mujer adulta, no te preocupes si en este momento estás lejos (muuuuy lejos) de las famosas medidas mal llamadas «perfectas» del 90-60-90. Esas medidas han causado más daño a las mujeres que los tacones altos. Por qué mal llamadas «perfectas», simple, imagina que una chica mide 1.50m y tiene esas medidas… ahora imagina que mides 1.70 o 1.90!! ¿Crees que tener 90-60-90 te hace lucir bien? Busca en Internet y encuentra a tus artistas favoritas (o que consideras que son muy atractivas) toma nota de sus medidas y podrás darte cuenta que simplemente 1 de cada 20 tiene esas medidas y logra verse como una mujer SALUDABLE!!
Para rematar, acorde con Wikipedia, si la famosa muñeca de Matell fuere una mujer real y midiera 1.75 m. de altura, entonces tendría 91 cm. de pecho, 46 cm. de cintura y 84 cm. de caderas (medidas 91-46-84).

Por otro lado, si reconocemos que a la fecha, la mujer más sexi de todos los tiempos media 1.57 m. de altura (1.67 con tacones acorde con algunos autores), 91 cm de busto, 60 cm. de cintura, 86 cm de cadera y 53.5 kg, Marilyn Monrroe era lo que hoy llamaríamos una chica de complexión «media-delgada». Pero por ningún lado, tendría el cuerpo «ideal» de las modelos actuales.

Aún entre las bellezas actuales hay mucha diferencia, ¿o crees que Salma Hayek tiene las mismas medidas que Scarlett Johansson? ¿O comparar las medidas de Kim Kardashian con las de Nicole Kidman? ¿O que tal a Keira Knightley con Priyanka Chopra? Si tienes curiosidad de saber las medidas de tu artista favorita, da un vistazo en: http://bodysize.org/es/
Recuerda, cada persona tiene un fenotipo diferente y ello hace que algunas partes del cuerpo sean más «generosas». Si intentas luchar contra el sobre peso acumulado según tu fenotipo, supongamos que eres de tobillos muy anchos igual que tu mamá, tu abuela y todas tus tías, tu esfuerzo será claramente más demandante. Por el contrario, si admites (y de verdad consideralo) que tu fenotipo te hace ser una chica de brazos muy gruesos, las metas medibles deberán ser más flexibles (menos demandantes) en esa zona del cuerpo.
PERO, recuerda que el objetivo REAL de un cambio en la talla de tu cintura, brazos, piernas, etc. es mejorar tu salud!! Y la consecuencia será infaliblemente que tendrás una silueta más estética (sin importar que seas de Japón, Rusia, Samoa o México)!!
Mi experiencia personal:
Soy una persona con cuerpo de triángulo invertido, en la época en la que más gordo estuve, era más bien un romboide 😀 Pero, eso me daba una ventaja, pues la cintura siempre se veía menos prominente que el pecho. Hoy, esa diferencia sigue estando a mi favor. No espero (no sin un GRAN esfuerzo) cambiar la forma de mi cuerpo, pero… pasar de talla 40 (102 cm) a 34 (86 cm) de cintura mejoró significativamente mi salud, mi aspecto e indudablemente, mi autoestima.

Deja un comentario