El Fenotipo

Sí, sí somos lo que comemos, PERO también somos lo que hacemos (ejercicio y actividades diarias), y lo que nuestros genes nos dictan ser (llamado también «fenotipo»).

¿Es culpa de nuestros genes tener chaparreras? ¿Ser barrigón?

Entendamos primero que cada organismo es diferente (#panditas y papás!!) y lo vemos todos los días en el espejo, nuestra nariz, manos, boca tienen la forma que nuestros genes definieron. PERO también son esos mismos genes los que le dicen al cuerpo «dónde» guardar la grasa que será usada en las actividades diarias, y «dónde» se guardará la que se usará cuando vengan las hambrunas (no, someterse a una dieta baja en calorías no cuenta como hambruna).

Así que la respuesta a las preguntas es «sí, y no». Nuestros genes sí son culpables de «dónde», pero nosotros somos los culpables de «cuánto».

¿Que tipo de «gordura» tiende a invadir el cuerpo de tu #pandita? (y el tuyo?)

Nuestro organismo es el resultado de la comida (generalizaremos a calorías) que ingerimos, menos las calorías que quemamos en nuestras actividades diarias incluidas el ir al trabajo o al gimnasio. Si esta operación tiene residuo a favor de las calorías ingeridas, estas serán almacenadas en forma de grasa donde nuestros genes le indiquen al cuerpo. Si la operación tiene residuo a favor de las calorías quemadas, perdemos grasa y adelgazamos.

Si pudieras, ¿qué área del cuerpo desearías que NO se almacenara grasa?

Deja un comentario