Azúcar, ese nuevo enemigo de la salud.

Recordemos que el azúcar es necesaria en nuestra dieta, PERO, con proporcionalidad a nuestros requerimientos energéticos.

Previo a un partido, un jugador puede comer sin problema pan con mantequilla y mucha azúcar, pero hacerlo diariamente… hará más daño que beneficio.

El azúcar (o mejor dicho la glucosa) es uno de los elementos que requiere nuestro organismo para funcionar. Es parte de la mezcla que junto con el oxígeno hace que nuestros músculos funcionen. Igualmente, es INDISPENSABLE para que los procesos del cerebro operen adecuadamente. Cuando uno sufre de «un bajón de azúcar», nos es difícil razonar y casi imposible memorizar.

Por el otro lado, el azúcar (fructosa, lactosa, sacarosa, maltosa… ) que obtenemos de los alimentos, frutas, cereales, dulces etc. Al ser incluidos en el proceso de digestión tienen un efecto catalítico que permiten a nuestro organismo «almacenar» más eficientemente la energía de los alimentos. Y cuando nuestro cuerpo descubre que tiene «de más», la usa para almacena esos excedentes en forma de… GRASA!

Así que si realmente amas a tu #pandita, procura que su ingesta de azúcar sea acorde a sus actividades y sobre todo selecciona las verduras crudas por encima de las frutas como golosinas, y estas a su vez (las frutas), siempre serán mejor opción que las bebidas procesadas de jugos «naturales», y nuevamente, estos jugos son una mejor opción que los alimentos dulces como el pan (pie de queso, conchas) pero aún estos (el pan) es una mejor opción que los dulces y bebidas industrializadas.

Siempre ten en mente que cuando le das de comer a tus hijos una mezcla de harinas, azúcares y grasas (como un pie de queso o los mexicanísimos tamales) la porción debe ser acorde a su edar, talla y actividad física!

Un dato interesante: La porción máxima recomendada de un tamal para un adulto es… un tercio. Así que para un niño, lo más que debes darle al día es en realidad una o dos cucharadas.

Recuerda que las palabras enseñan, pero el ejemplo arrastra. El cambio debe comenzar por uno mismo!

Como siempre, te recomendamos acudir a un especialista y compartir esta información

Visita el sitio: sinazucar.org

Deja un comentario